Buscar
  • Mónica Rivas

Y, sin embargo, vuela


Según las leyes de la aerodinámica, es imposible que un abejorro -con su cuerpo gordo y sus alas cortas- pueda volar. Menos mal que el abejorro no lo sabe... y vuela.

Haz oídos sordos a aquello que te invalida y conviértete en la mejor versión de ti mismo.

#MónicaRivas

SOLO SER