Buscar
  • Jon Kabat-Zinn

Actitudes mindfulness


No juzgar: Asumir una postura de observador imparcial, sin juicios ni etiquetas.

Aceptar: Observar lo que ocurre y admitir lo que pasa tal cual es en el presente, sin intentar que sea de otra manera. No confundir con desesperanza, resignación o pasividad. La aceptación de la que hablamos significa simplemente desarrollar la disposición de ver las cosas como son para poder tomar mejores decisiones.

Dejar ir: No apegarnos a las cosas, especialmente a los resultados. Cuando comenzamos a prestar atención a nuestra experiencia interna, es muy frecuente darnos cuenta de que nuestra mente tiende a aferrarse a algunas cuestiones, del pasado o del futuro. En la práctica meditativa dejamos ir esos pensamientos.

Mente de principiante: Se trata de contemplar las cosas de un modo nuevo, con curiosidad, como si fuese la primera vez que las vemos. Para ello hay que abandonar las expectativas y los conceptos previos para poder así ver las cosas tal como aparecen ante nuestra experiencia presente.

Confianza: Confía en ti mismo y en tus sentimientos, escucha tu propio ser, sin cargar con el lastre del pasado. Esta cualidad te ayudará a diferenciar, en tu experiencia, lo verdadero de lo falso. Es preferible confiar en uno mismo aunque podamos cometer algunos “errores” que buscar siempre ayuda exterior.

No esforzarse: Darse cuenta de que ya se está aquí. Por paradójico que pueda parecer, meditar es “no hacer”. Por eso, cualquier esfuerzo por conseguir que la meditación tenga una finalidad no es más que un pensamiento que está entorpeciendo la atención plena. La mejor manera de conseguir objetivos en mindfulness, es la de huir de esforzarnos en conseguir resultados y aceptar las cosas como son.

Paciencia: Con el proceso, ya que lleva algún tiempo adquirir lo que se está aprendiendo; y con uno mismo, cultivando el amor hacia nosotros, tal y como somos. La paciencia demuestra que comprendemos y asumimos que las cosas tienen que desplegar a su debido tiempo.

#mindfulness #actitudes

SOLO SER