Buscar
  • Mónica Rivas

Conciencia testigo



Nadie sabe muy bien cómo es la conciencia de los seres humanos, porque nadie ha recorrido todos sus dominios. (…)

En este espacio puedes perderte sin angustia. Das un paso y estás lejos, mil y sigues cerca. (…)

Dentro de nosotros hay un testigo. Le demos o no juego, ese testigo está siempre ahí.

Meditar es darle entrada, reanimarle. Si le miramos, nos mira.

Convivir con el testigo interior es mucho más inteligente que ignorarle. (…)


Hay un yo (auténtico) que mira al otro yo (el falso) (…)


Quien medita, tarde o temprano se encuentra con ese testigo: al principio se difumina y aparece borroso, pero poco a poco sus contornos van siendo más nítidos, sin que nunca llegue el momento en que lo hayamos atrapado y podamos domesticarlo.


A ese testigo hay que convocarlo en la meditación pero, sobre todo, hay que esperarlo. Aparecerá entre las brumas a veces, luego volverá a esconderse.(…)


“Soy tu tierra”, nos dice el territorio interior.

“Ven”


Pablo D´Ors, "Biografía del silencio"